¿Conoces el curioso origen del coulant de chocolate?

Este ya extendido y archipopular postre es el resultado de dos años de investigación y de disputas judiciales.

El coulant de chocolate como es casi mundialmente conocido, nació gracias al chef francés Michael Bras durante un viaje a la nieve a practicar esquí. Eran los años 80, el cuando durante una excursión a la nieve, el mal tiempo obligó al grupo con el que el chef viajaba a volver a las cabañas a refugiarse. Para reconfortarse la familia de Michael decidieron tomar una taza de chocolate caliente. 

Fue entonces cuando Michael, a cubierto, resguardado del frío y reconfortado por el sabor de un chocolate a la taza, decidió recrear la magia y el calor de ese momento junto a su familia ideando la creación de un postre. Una creación que le llevó más de dos años de pruebas y de técnicas hasta dar con la fórmula perfecta. Un esponjoso bizcocho de chocolate que escondiera en su interior un delicioso chocolate fundido que al partir el bizcocho fluyera como su propio nombre indica. Y es que la palabra “coulant” viene del verbo “couler”que significa: fluir, derretir. 

Tal fue y es el éxito de este postre que su expansión e internacionalización, llevó a muchos cocineros de diferentes lugares a atribuirse el origen del coulant, hasta el punto de llegar a disputas judiciales para determinar la autoría del postre.  Siendo reconocido su creador Michael Bras. 

Según sus propias palabras: En Cocina no existe el copyright, no puedes proteger una receta. El tiempo ha hecho que el coulant, sea el coulant de Michael Bras. 

Y con la autoría de su postre reconocida, Michael presume orgulloso del éxito de su creación democratizada gracias a millones de cocineros, pasteleros y amantes del chocolate. Aunque en algunos países es conocido con otros nombres como en Italia, que es conocido como “soffiato” o en Argentina, donde lo conocen como “volcán de chocolate”, es cierto que el postre, del exitoso chef, ganador de tres estrellas Michelín en su restaurante del sur de Francia en la meseta de l’Aubrac, es una creación irresistible para los amantes del cacao.

Como lo somos en La Auténtica. En nuestro restaurante te traemos un poquito de Francia con la elaboración de nuestro exquisito Coulant acompañado de helado de vainilla. Una combinación perfecta entre  el frío del helado de vainilla y el calor del chocolate fundido que provocará en tu boca una explosiva mezcla de texturas y temperaturas.

No dudes en venir a disfrutar este irresistible postre con nosotros. Á bientôt! 

Comments are closed here.